LEARNING LETTER 75: “ÉXITO, EDUCACIÓN Y CONFIANZA”.

LEARNING LETTER 74: “AMOR, FELICIDAD Y CONFIANZA”.
21 julio, 2013
LEARNING LETTER 76. “ADVERSIDAD Y CONFIANZA”
9 octubre, 2013

LL75

Si se precisase mejorar la calidad de visionado, pinchar AQUI para descargar en pdf (por su tamaño tardará unos segundos)

LL75_1

LL75_2

LL75_3

LL75_4

LL75_5

LL75_6

LL75_7

LL75_8

LL75_9

LL75_10

LL75_11

LL75_12

LL75_13

LL75_14

LL75_15

LL75_16

LL75_17

LL75_18

LL75_19

LL75_20

LL75_21

LL75_22

LL75_23

LL75_24

LL75_25

VÍDEO. 7 cuestionamientos incluidos en la LL75:

AUDIO

TEXTO PLANO:

Learning Letter 75. EDITORIAL. “Lo más difícil que he tenido que transmitir a los niños (a los míos y a otros), es la necesidad de entenderse consigo mismos. Sus intereses no son profundos. No piensan en las cosas. Aceptan lo que se les dice y lo que leen o ven en la TV. Son conformistas. Aceptan los dictados de la moda…” Alfred Gottschalk, Rector del Hebrew Union College. Y no es fácil crecer, madurar, desarrollarse y sobre todo ser nosotros mismos. Todo a nuestro alrededor, desde que nacemos y aún antes, trata de moldearnos, programar nuestras acciones. Y además alguno de esos moldeados no son necesarios para sobrevivir en un mundo en el que existen otros seres (cada vez más). La cuestión crítica estaría en cómo aprender de otros sin ser moldeados por otros; ¿te atreves? Suelo comentar en alguna de mis conferencias la necesidad de evolucionar desde el ADN genético, experiencial, cultural hacia el ADR continuo. ¿A que llamo ADR? Es un proceso de autoreflexión y acción continua de Aprendizaje-Desaprendizaje-Reaprendizaje. Si el Aprender es un proceso complejo que implica poner en acción el conocimiento adquirido, más difícil aún es el Desaprender ya que lleva consigo una actitud básica de humildad para aceptar y dejar de hacer aquello que aparentemente era lo correcto y lo eficiente y además, me salía bien. El Reaprender exige el aceptar la nueva realidad, borrar la anterior y practicar hasta interiorizar. Aquí resalta la necesidad de esfuerzo y paciencia hasta que nos salga bien. Pensemos en un deportista como Rafa Nadal cuando se decide a cambiar alguno de sus golpes “aprehendidos”… Y, en esta LL se me ocurrió hablar de educación ya que en estos días, el 5 de Septiembre, participé en una jornada llamada “Gracias Profes…” Falta hace agradecer en algún momento el trabajo, esfuerzo y dedicación de la mayoría de los profesores y maestros. Que sin duda, para mí no son reconocidos suficientemente ni por los propios alumnos, ni los padres de estos, ni por la sociedad. ¡Qué lástima y qué dislate! El futuro pasa por sus manos y no somos conscientes de ello. ¡¡Gracias Profes…!! Gracias Leo, por confiar en mí como uno de los que trasladamos ese agradecimiento que tendría que venir de todos. Y, ¿qué fue resaltable en este mes que acaba de cerrarse? Ante todo, para muchos en Europa, ha sido un tiempo de ruptura, de cambio, de contrastes con el resto del año. Tiempo para “airearse” en todos los sentidos, tiempo para conversar más pausado, tiempo para experimentar nuevas sensaciones, tiempo para estar más con niños o mayores, tiempo para ser más consciente del otro y de uno mismo, tiempo para amar más relajadamente… A mediados de Julio continuamos con los emprendedores, financiados por el BBVA. El programa que diseñó DEUSTO está siendo un éxito. Y a final de mes me fui a La Rábida a participar en un curso de verano de los que organiza la UNIA, de la mano sensible, inteligente y experta de Yolanda. Aproveché para pasar un par de días con mi amigo Joaquín en El Rompido. Este verano disfruté al estar tiempo relajado con mis tres grandes amigos, Joaquín, Oscar y José Manuel. Lo disfruté mucho. Y de ahí a New York a ver a mi hija Luna. ¡Qué gusto! Está estupenda, tanto a nivel personal en compañía de Paul, como profesionalmente en Bayer. Lo pasamos estupendamente, sobre todo el día entero que pasamos en “Storm King Art Center”. Ya en Madrid, estuve viendo a Dulce Pontes. También al Brujo en su última representación, “La Odisea”. Es un maestro de la ironía con una gran capacidad de reírse de sí mismo y hacer reír a los espectadores. Y tuve tiempo para leer tres libros (muchos menos que mi amigo Oscar) “Educar para un nuevo espacio humano” de Bouché, “Consciencia é a resposta” de Robert Happé y “La vida que mereces” de mi admirado Alex Rovira y Pascual Olmos. Y también estuve “volando” en un simulador de vuelo en Cuatro Vientos. Rememoré otro en el que volamos antes de terminar la carrera… hace sólo unos añitos. Bueno, y de lo que me siento más satisfecho: terminé el libro que tenía entre manos y que acumulaba un retraso de 8-9 meses. Se trata de la historia de un proceso de Coaching a un adolescente. Ahora voy a buscar una editorial y si no, lo autoedito. En septiembre, que se presenta lleno de proyectos interesantes, hay uno singular que es impartir dos conferencias en Luanda. Ya tuve, junto con Leila, esa experiencia allí hace tres años. Es un país en ebullición y ahora volvemos por allí. Y sigo con mi Master en Hipnosis Ericksoniana. Es un proceso profundo y muy interesante. Al que se sienta con curiosidad, este mes puede asistir a una presentación http://www.institutoericksonmadrid.com Y las tres ideas finales: 1. Si sabes de algún colectivo que necesite impulso, motivación, ilusión, me avisas para darles una charla de impacto. 2. Si crees que esta LL le puede interesar a alguien que conozcas pásasela o cuélgala. Y, 3. Lo más importante… ¡Acuérdate de ir siendo Feliz! Hasta el próximo mes. José María Gasalla Director de TALENTUM Conferencias, Profesor de DEUSTO Business School

Learning Letter 75. ÉXITO, EDUCACIÓN Y CONFIANZA. “Para quien no ansía sino ver, hay luz bastante; más para quienes tienen opuesta disposición; siempre hay bastante oscuridad” Blaise Pascal. Cada uno interpreta el éxito de forma diferente, e incluso va cambiando esa interpretación a lo largo de su vida. Hoy en día, para muchos el éxito es la simple supervivencia. El llegar a mañana, el poderlo contar. Pero, ¿de qué vale sobrevivir materialmente si el espíritu está muerto, si no se logra sentir la vida como la gran oportunidad de ser, de ir siendo? Y la vida se vive entre otros, no en soledad. Y se vive confiando. La desconfianza nos aísla, nos mete de lleno en espacios de soledad, espacios de escepticismo. De todo se duda, nada aparece claro. Las dudas se siembran en la desconfianza y se cultivan en el desamor.
¿Puede existir el éxito sin amor? La vida sin amor ¿es vida? Muchas veces nos planteamos la felicidad como meta, es decir, cuando termine la carrera seré feliz, cuando termine de pagar la hipoteca seré feliz, cuando me case seré feliz, o incluso cuando esa persona me quiera, entonces seré feliz. Y no nos damos cuenta que la felicidad está en el proceso, en el camino, en la propia vida durante la que amé y respeté al otro, amándome a mí también. Los otros, las personas que nos rodean, nos sirven para practicar nuestro amor, nuestra capacidad de dar. Y se puede decidir amar. Es nuestra mente la que elige. Nuestro corazón es un reflejo. Y al ser dueños de nuestra actitud podemos elegir ver y valorar lo positivo de uno mismo y de los demás. Sin tratar de engañarnos. Pensando en construir, en ver lo positivo. La visualización de lo positivo es la actitud optimista que nos conduce más rápidamente hacia el éxito, hacia ese sentirse bien haciendo el camino que elegimos. Y esto no quita el que nos equivoquemos, el que elijamos a una persona para acompañarnos que no es la adecuada, el que tengamos que dar marcha atrás en muchas cosas, el que, de repente, nos tengamos que reinventar. ¡Qué gusto, eso significa que hay vida en uno! Y desde la libertad de decidir, nace la inteligencia como habilidad para tomar y mantener una determinada dirección y con la flexibilidad de adaptarse a nuevas situaciones siendo capaz de utilizar la autocrítica sin cercenar la autoconfianza. Y, ¿Por qué no trabajamos mucho más estos aspectos cuando hablamos de educación? ¿Por qué, en muchos casos, seguimos primando la impartición de conocimiento en lugar de suministrar herramientas para saber autodirigirnos en el camino de una vida cada vez más llena de incertidumbres y complejidad? Se trata de enseñar a ver, a distinguir, a elegir, a aprovechar el dolor cuando venga, a seguir adelante sabiendo que el camino siempre, en definitiva, lo elige uno mismo. Cuando observas que una persona se empecina en continuar en un camino que aparentemente, no es bueno para ella, lo primero a preguntarnos es ¿Qué gana con seguir por ahí? ¿Qué está evitando de mal al continuar ese sendero? Un camino de ayuda también es trabajar con sus miedos y con sus creencias limitantes. Trabajar su autoconfianza. No prestemos atención al quejido no justificado. Al victimismo. No se trata de las cartas que has recibido sino de cómo las juegas. Y eso sí, en el caso de recibir buenas cartas, no olvidarnos de agradecerlas y de reconocer lo afortunados que somos. La mente agradecida está constantemente fijada en lo mejor, por lo tanto va a recibir lo mejor.
Y si hablamos de confiar es porque sin el otro soy muy poco. Es importante cuidar nuestros vínculos con los demás, pues la belleza del tener está en compartir. Educar en la confianza seguramente nos va a conducir al éxito. Al confiar nos abrimos, somos más nosotros mismos, nos sentimos vulnerables y en esa vulnerabilidad percibimos al otro, somos conscientes del otro, reconocemos al otro. Puede que sea interesante para terminar plantearse actitudes y conductas que poco a poco nos lleven al éxito. Cosas a hacer y cosas a no hacer. • Controla tus necesidades detrás de las cuales estén tus miedos, ambiciones y apegos. • No te preocupes por cosas que quizás no ocurran. • Aprende a esperar más que a apresurarte. • No te dejes distraer de lo importante. • Siente la felicidad a través del gozo y gratitud por lo que tienes. • No te entristezcas (bueno, ¡sólo un minuto!) por la actitud de otras personas. • Agradece a todo el mundo pues todos han colaborado de tu crecimiento, consciente e inconscientemente, con buena voluntad y con mala voluntad. Y la última • Ten en cuenta este dicho anónimo “El resentimiento es como tomarse uno el veneno y esperar a que la otra persona muera”. Y este mes, como es principio de temporada en Europa, pues más ración en la reflexión. Cuestiónate: 1. ¿Añado vida a mis años, y no tanto, años a mi vida? 2. ¿Voy por la vida con una actitud continua de escapar de la ignorancia y la mediocridad? 3. ¿Defiendo la alegría y aparto a los quejicas, victimistas y cenizos? 4. ¿Vivo la vida a todo color? 5. ¿Dedico tiempo para conversar con seres queridos que quizás no en mucho tiempo dejarán de estar? 6. ¿Decido cuánto duermo, cómo me alimento, cómo disfruto, en dónde vivo, con quién quiero estar? 7. ¿Estoy dispuesto/dispuesta a reaprender, a ver, a admirar, a conversar, a agradecer, a vivir, a amar?

José María Gasalla
José María Gasalla
Conferenciante, escritor y Profesor de Deusto Business School. Ingeniero Aeronáutico, Doctor en C. Enonómicas y Empresariales. Diploma de Estudios avanzados en Psicología Social. Línea de investigacion “Confianza y Compromiso”, Presidente del grupo “Desarrollo Organizacional” y “Talentum”. Co-director del Máster de Coaching Ejecutivo en DEUSTO Business School. Evaluador del proceso de acreditación de Coach profesionales, senior y ejecutivos de AECOP (Asociación Española de Coaching).

10 Comments

  1. José María,

    Magnífico todo. Excelentes fotos. Me encantan todas las entregas.

    Enhorabuena y un abrazo,

    Adolfo Castilla

  2. Avatar Inma Cerejido dice:

    Eres una ventana a la esperaza, al futuro y sobre todo a la dignidad que da el confiar en un mismo como ser humano.

  3. Avatar J.M.Vila dice:

    Hola José María.

    ¡Qué distinta sería la vida si nos enseñaran desde niños a confiar en ella!
    A vivirla a fondo, a empaparnos de ella, en lo bueno y en lo menos bueno, tratando de dar siempre lo mejor de nosotros mismos en cada circunstancia….
    Gracias por tus estimulantes mensajes que siempre van en esa dirección.
    Un abrazo.
    JMª Vila

  4. Avatar María del Mar Arroyo dice:

    Hola amigo Gasalla!!!

    Siempre es un placer leerte y escucharte, transmites, ayudas y sobre todo, dejas huella.

    Un fuerte abrazo.

    MMar (Alumna del máster de Dirección y Gestión de Personas de la UNIA).

  5. Avatar SOFIA dice:

    Como siempre, excelente José María de principio a fin.

    Gracias por compartir tu pasión e inspirarnos hacia la mejora y el crecimiento continuo.

    Sofía Rodrigo

  6. Avatar Víctor M López dice:

    José María, desde Aguascalientes, México, un saludo y agradecimiento por compartirnos, esperanzas y motivación clara a la acción diaria… Un abrazo

  7. Avatar Ramón Ginard dice:

    José María,
    Como siempre, tus mensajes son espléndidos y directos a la reflexión.
    Ya estoy deseando recibir la próxima Learning Letter.

    Un abrazo desde Mallorca,

    Ramón Ginard.

  8. Avatar Maria Dolores dice:

    Es un verdadero regalo. Los colores, los mensajes, las palabras… toda la revista es muy agradable recibirla por su calidad tanto técnica como humana. Pero el verdadero regalo, la piedra preciosa es tu ejemplo de vida que se transmite perfectamente.

    Muchas gracias Jose.

  9. Avatar francisco Matarrubia dice:

    Jose María, gracias por recordarnos las preguntas existenciales. Aunque 7 es un número mágico creo que en realidad son más de 20 preguntas las que dices que hay que contestar . La agrupación que has realizado en 7 no se si obedece algún criterio y en ese caso me gustaría que lo comentaras si es oportuno.
    De nuevo gracias por el optimismo y la importancia que realzas en cuanto a vivir entre colores ( y sentir la música precisaría) cada día… a ráfagas y de manera continuada… no solo en un momento al final del día.
    Imagínate Jose María que igual que un fumador hace varios altos en su jornada laboral para saborear un pitillo, si todos hiciéramos un alto para ver imágenes fotografías agradables a la vez que escuchamos una música como la que acompaña tus presentaciones… entre grupos en común es una idea innovadora de cara a potenciar el desarrollo colectivo de los sentidos más naturales como es saborear, ver, oír, hablar (inteligencia emocional) que lógicamente hay que formarse para fortalecer su desarrollo como complemento a la actividad creativa del pensamiento centrado principalmente en como hacer mejor nuestro trabajo.. pues este enfoque seguro que nos ayudará a comunicarnos mejor en los equipos, fomentar la colaboración y reducir las situaciones de competencia desleal-inhibidora sin motivo real salvo el puro egoista de sobresalir sobre el otro… y encontrarnos en esto momentos que nos iguala… como las sesiones de coaching vividas contigo…

  10. Avatar Mª Luz Cid dice:

    Lo primero mejor, la música. Lo segundo mejor, las sensaciones al ver las fotos, los colores y comentarios… y así, a lo tonto (o a lo listo) vamos siendo más felices. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.