El gran valor del talento con experiencia. Learning Letter 179

Nacidos para envejecer… con dignidad, respeto y disfrute (II). Learning Letter 178
4 octubre, 2022

EL EDITORIAL

 
La emoción del aprendizaje separa a la juventud de la vejez. mientras estés aprendiendo, no eres viejo.

Rosalyn Yalow

Hace unos días asistí a un debate de gran interés sobre “Talento Senior” en Caixa Forum. Y fue de gran interés por el tema que es el que estamos escribiendo en las últimas Learning Letters y por los profesionales que participaron en el debate. Alberto Bokos, Laura Rosillo, Tomás Pereda, Joan Clotet y Celia Gil moderados por la magnífica Maite Sáenz por la que siento gran cariño y admiración por lograr el éxito a través de un medio de comunicación como es ORH (Observatorio de Recursos Humanos).
Y me gustó el subtítulo que colocaron  en la sesión: “El eslabón de continuidad para la gestión circular del talento”.
Y el artículo de este mes gira por ello alrededor de algunos aspectos tratados en este debate. Ahí encontrarás ideas, tendencias, respuestas… pero sobre todo preguntas y provocaciones.
Y mientras tanto, estamos a la espera de un otoño que tarda en llegar y deseando que el panorama sociopolítico-económico global así como el nacional se vaya clarificando o al menos haya síntomas de acercamiento y entendimiento entre unos y otros. En realidad, “todos somos nosotros” y sin embargo el ser humano sigue dominado por la fuerza centrípeta de su ego que tiende continuamente a fragmentar ese “nosotros” y a crear un conflicto interminable entre los diferentes fragmentos.
Este mes aparecen en las Learning Letters fotografías de San Lorenzo del Escorial, ciudad de la Comunidad de Madrid con alrededor de 18.000 habitantes en donde resalta su Monasterio que mandó construir el rey Felipe II y cuya construcción duró 21 años. Es interesante visitar también La casita del Príncipe el Jardín de los Frailes, la Colección Cocheras del Rey, Casas de Oficios...
He tenido la fortuna de pasar este último fin de semana por allí con la maravillosa gente de Proyecto Hombre.
Y la nota musical la pone este mes Céline Dion con: “A new day has come”
“Ha llegado un nuevo día.
Ha llegado un nuevo día.
Estuve esperando tanto tiempo.
Por un milagro por venir.
Todo el mundo me dijo que fuera fuerte.
Aguanta y no derrames una lágrima.
A través de la oscuridad y los buenos tiempos.
Sabía que lo lograría.
Y el mundo pensó que lo tenía todo.
Pero te estaba esperando.
Donde estaba oscuro ahora hay luz.
Donde había dolor ahora hay alegría.
Donde había debilidad, encontré mi fuerza.
Todo a los ojos de un niño.”
VIDEO MUSICAL: “A new day has come” - Céline Dion

ll-179-articulo

Articulo.

 
Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre y la vista más amplia y serena.

Ingmar Bergman

PLANTEEMONOS 9 CUESTIONAMIENTOS
1.¿Por qué cada vez que hablamos de talento en las organizaciones estamos pensando en talento junior, en jóvenes que prometen un futuro de éxito?
Está claro que estamos cargados de estereotipos y paradigmas que nos dificultan ver el cuadro completo de la realidad reduciendo nuestra percepción y dejando de ver y sentir matices y variantes que casi siempre se podrían convertir en oportunidades. Pero sin duda podemos encontrar “talento útil” a cualquier edad.
2.¿Cómo es posible que 1/3 de los desempleados en España tengan más de 50 años de edad?
Casi siempre, de nuevo, se habla de desempleo juvenil y los mayores de 50, los seniors se nos vuelven invisibles. Es como si no existiesen. ¡Ya está bien!
El año pasado se quedaron más de 300.000 posiciones sin cubrir. ¿Es que ninguno de los seniors desempleados podría haber optado a alguna?
3.¿Por qué seguimos siendo tan maximalistas? ¿O todo o nada? Y tan de ideas fijas nuevamente.
Siempre se concibe que el talento senior es un coste muy elevado que sustituyéndolo por jóvenes podemos contratar a tres o cuatro de estos por el coste del mayor. Pero, es que seguramente al senior le puede interesar otra posición menos exigente y con menor compensación económica mejor que quedarse sin nada. ¿Por qué no lo probamos?
4.¿Sabemos capturar, apreciar el valor de la experiencia?
Es cierto que las realidades a nuestro alrededor cambian y quizás cada vez a mayor velocidad con lo que la obsolescencia del conocimiento se produce con mayor rapidez dejando de ser válido aquello que aprendimos “antes de ayer”. Pero también es cierto que cada vez nos movemos más en sistemas en los que las interrelaciones son múltiples, y las decisiones son más complejas. La relación humana, las conversaciones se convierten en herramientas críticas para la gestión. No es suficiente, con ser un gran especialista, tienes que saber cómo “vender” tus productos, cómo negociar, cómo relacionarte con las personas clave, como tomar decisiones con otros, como conseguir un buen clima a tu alrededor, como mantener tu serenidad ante la presión, como tener paciencia y no precipitar las cosas, como no aparecer como demasiado ambicioso, como no crearte enemigos…
Y aquí aparecen competencias que, a pesar del cambio de la realidad, muchas de ellas las poseen los seniors en base a su experiencia. Y eso tiene un gran valor.
5.¿No es cierto que se conoce el tema de la “plasticidad neuronal” desde hace más de 20 años? ¿Y cómo la hemos tenido en cuenta para favorecer el talento senior?
Sabemos que seguimos generando neuronas a cualquier edad y es cuestión de práctica abrir nuevos surcos neuronales. Se trata de lo que me gusta llamar el ciclo ADR. Es decir, continuar aprendiendo, desaprendiendo , reaprendiendo.
Así, habrá que apoyar a los seniors en sus desaprendizajes (dejar de hacer de determinada forma) y facilitarles sus reaprendizajes de la mano de profesionales jóvenes. Se puede utilizar el “mentoring inverso” como herramienta que estimule también la relación “juniors- seniors”.
6.¿Por qué nos gusta tanto generalizar? ¿Meter a todos en el mismo saco?
Cada vez más, cada persona (que es mucho más que un recurso humano), se presenta en el mundo laboral con diferentes necesidades, expectativas, motivaciones y competencias. Y esto nos lleva a la necesidad de una cada vez mayor personalización (lo siento por los sindicatos si no son capaces de asumir esta realidad). Y, además, de que cada posición, cada puesto de trabajo es distinto, cada persona profesional es capaz de aportar un valor diferente.
Y con los seniors ocurre lo mismo. Hay puestos de trabajo basados todavía en la aportación de un esfuerzo físico que es muy difícil mantener a partir de una cierta edad. Pero es cierto que cada vez más se necesita una aportación de índole mental o emocional y ahí la edad no dificulta la actuación, sino que en muchos casos la facilita y mejora.
7.¿Hacia una nueva guerra por el talento?
Sin duda. Y además coexistiendo la dualidad en el mercado laboral entre personas que buscan empleo y empresas que no encuentran los empleados que desean.
Y no se tratará solamente del llamado talento digital porque las nuevas formas de trabajar, de relacionarnos, no precisan solo de tecnólogos sino de profesionales que faciliten la cultura organizacional que se tiene que ir creando. No es el tratamiento de datos lo que importa sino su interpretación, gestión y valor añadido que hay que sacar a partir de ellos. Y eso  lo facilita el conocimiento y la experiencia.
8.¿Pueden ir haciendo algo los seniors a priori?
Sin duda para comenzar, cuidar su lenguaje. Con frecuencia, los mayores, los grandes como dicen en Cataluña, nos auto descalificamos al hablar de nosotros mismos. “Es que ya soy mayor”, “es que voy para viejo”, “es que con mi edad”… y se produce el efecto de la “profecía autocumplida”. Te haces de repente mayor, y viejo.
O a veces nos trasladamos en un “desiderátum” hacia tiempos pasados que los calificamos de mejores. Otra generalización cargada de errores. Es importante asumir el presente, vivirlo y buscar adentro de nosotros qué podemos aportar tanto a nivel personal como profesional.
Y en cualquier caso, distinguir el sobrevivir (un mínimo) con el vivir disfrutando de ese vivir( un objetivo a perseguir).
9.¿Es necesaria la AUTOCONFIANZA en el talento senior?
No es que sea necesaria, es imprescindible. Me gusta decir que talento sin autoconfianza, no es talento. Y la autoconfianza se la tiene que trabajar cada uno mirándose a su interior para proyectarse hacia el exterior. Y olvidarse, eso sí, de la perfección y de otros saboteadores que como dice Chamine, todos llevamos dentro.
NBTT1987

Y, como siempre, las tres ideas finales de cada mes….
1. Si sabes de algún colectivo que necesite impulso, motivación, ilusión, me avisas para darles una charla de impacto.
2. Si crees que esta LL le puede interesar a alguien que conozcas pásasela o compártela.
3. Y, lo más importante…

Y aún en estos tiempos... acuérdate de ir siendo feliz.

José María Gasalla
José María Gasalla
Conferenciante, escritor y Profesor de Deusto Business School. Ingeniero Aeronáutico, Doctor en C. Enonómicas y Empresariales. Diploma de Estudios avanzados en Psicología Social. Línea de investigacion “Confianza y Compromiso”, Presidente del grupo “Desarrollo Organizacional” y “Talentum”. Co-director del Máster de Coaching Ejecutivo en DEUSTO Business School. Evaluador del proceso de acreditación de Coach profesionales, senior y ejecutivos de AECOP (Asociación Española de Coaching).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.